domingo, 11 de noviembre de 2012

Ex-Cult - S/T (Noviembre 2012)

Holy shit, creo que no somos conscientes de lo que tenemos en nuestras manos. Es una bomba musical tremenda, el debut de una banda llamada Ex-Cult, un quinteto fundado allá por inicios de 2011 en Memphis, que sacaron 2 singles bajo el nombre de Sex Cult, nombre que tuvieron que cambiar a Ex-Cult debido a problemas con un sello de techno de Nueva York con un nombre parecido.
Varios astros se alinearon para dar vida al primer disco del grupo: miembros procedentes de escenas musicales muy diversas (hardcore, psicodelia o indie pop diverso), la producción de Ty Segall (que quedó impresionado después de verlos en el SXSW y se los llevó a San Francisco a grabar) y EL sello de Memphis, Goner Records. El resultado es uno de los discos del año y, sin duda, del mes.
Todo empezó cuando Chris Shaw (anteriormente cantante en la banda de hardcore punk Vile Nation) y el batería Michael Peery (procedente de Hail Maria! o los Magic Kids) decidieron unirse y crear el proyecto, al que luego se añadirían J.B. Horrell (de Moving Finger y Noise Choir) y Alec McIntyre (Di Di Mau) como guitarristas y Natalie Hoffman (NOTS Bake Sale) al bajo. Lo que han conseguido es algo raro, genuino, que escapa de lo que encontramos hoy en día en el mundo garage, y eso tiene mucho mérito. La verdad es que ni siquiera se puede considerar que forme parte totalmente de ese mundillo, entra y sale, incorporando elementos como la distorsión o la sencillez en algunos temas.
Las letras tratan, en palabras del propio vocalista, de "cosas sobre las que los jóvenes piensan: polis, estar enfadado, sentirse aislado", algo que nos suena bastante a punk.



Empieza con "Knives On Both Sides", en la que podemos empezar a degustar la voz gastada y llena de rabia de Shaw y la capa de guitarra distorsionada que hace de base, sobre la que se fabrica la canción. El sonido nos traslada a los 80's (la repetitividad y la atmósfera oscura puede traer a la mente a grupos post-punk como The Fall), con unos rápidos cambios geniales, muy agresivos, acabando como al principio, ralentizando el tema, enlazándolo perfectamente con "Don't Feel Anything", una sacudida tremenda, con una fórmula parecida a la anterior pero añadiendo unos difuminados coros femeninos.
A continuación viene "M.P.D", el single que se extrajo y se publicó en un 7", también en Goner, el mes pasado, probablemente es el tema más garajero de los 12, con unas guitarras muy surf, seguido de "Day to Day" , rock alternativo que podría haber editado SST Records en su época dorada, y no sólo porque la voz se parezca a la de Rollins.
"Shade of Red" es alegre, un intento de sacar la cabeza de las sombras que inundan todo el álbum, un retroceso al punk de los 70's (The Victims), y junto a "Young Trash""Better Life Through Chemistry", en la misma línea, con toques de garage rock bastante potentes, algo post-punk y con un punto de psicodelia à la Thee Oh Sees la primera, y puntos (y guitarras) del proto-punk de los MC5 el segundo, conforman los temas con más gancho del disco, los más accesibles.
"Shot The Beehive" es punk violento, acentuado por la voz de Shaw, que seguido de "Post Graduate", hardcore punk como lo hacían Bad Brains en un inevitable guiño al pasado del cantante, conforman un paréntesis que desprende rabia, frustración y desesperación; una patada en el culo que te levanta de donde estés sentado.
Quizás haya que sumar a todas esas influencias al icono moderno de Memphis, Jay Reatard.
Para terminar, "Cemetery Secretary", con mucha distorsión, ruido y reverb, de 2 minutos como la mitad de las canciones, y "Future Victims", la más larga, una vuelta a los 80's, a Fugazi, a Minutemen, gritos, vórtices de guitarra, riffs espaciales y un último minuto de total éxtasis. El mejor final para el mejor tema de Ex-Cult, un álbum capaz de elevar de un salto a un grupo al Olimpo del punk de nuestra época.

¡¡¡Escúchalo en STREAMING ahora a través de Spin!!!


Más sobre Ex-Cult:
¿Dónde comprarlo?
A partir del 13 de Noviembre a través de Midheaven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada