martes, 15 de abril de 2014

Univers - L'Estat Natural (Marzo 2014)

Ahora sí que sí, tras ir dejando migas de pan por el camino durante casi año y medio (La Pedregada, Cavall Daurat), Univers se han decidido, por fin, a lanzar su primer larga duración. Un LP editado de nuevo por Famèlic Records y cuya grabación corrió a cargo de los estudios Maik Maier, como ya sucedió con el EP La Pedregada (Diciembre 2012), dejando en mera anécdota el paso de la banda por Angel Sound Studio, donde fraguaron su anterior 7", Cavall Daurat (Octubre 2013, masterizado en Ultramarinos Costa Brava). 9 canciones que esperábamos como agua de mayo y que consolidan a un grupo que empieza a atravesar fronteras de forma imparable (tras su paso por el SXSW, E.E.U.U. y México, actualmente se encuentran girando por España).




"Heather" abre L'Estat Natural, con un ritmo que ya nos empieza a sonar familiar, y una sensación de calentamiento encubierto. La letra, una delicia como las del disco entero, totalmente opuestas a lo superfluo y en catalán, algo que le da más mérito al resultado. Algo que al principio sorprende y mucho, acabas viéndolo como natural.
El single del álbum, "Minerals", sigue provocándonos sentimientos contradictorios. Tras una melodía redonda, un tempo contagioso y un aura cautivadora a The Cure, nos encontramos con un estribillo en el que chirría una percusión metida con calzador. Pero salvo este detalle y a una sensación de repetitividad que a veces puede producir el disco -aunque rápidamente se esfuma, ni punto de comparación con la que nos produce el segundo LP de Warm Soda, por ejemplo-, el conjunto es de matrícula, ese debut que ansiábamos y que no nos ha decepcionado.

Cada canción logra transmitir lo que se propone la banda, como ese sentimiento de invencibilidad que se apodera de ti al escuchar "Travessant la Llum del Sol" (sentimientos reforzados con unas letras siempre metafóricas - "La porta ara s'obrirà per a tu, i veuràs l'esfera brillant als teus ulls").
El álbum avanza entre cortes densos -no en el sonido, que siempre presenta esa 'wall of sound' impenetrable, sino en el alma de los mismos- como "Estàtua en Moviment", uno de los grandes momentos de L'Estat Natural, noise-pop bien entendido, con razón de ser y con aires de Crystal Stilts o Crocodiles, y cortes más ligeros, como "Iceberg", en la que destaca la línea de bajo de Pau y unos riffs con extra de luminosidad. A partir de aquí, nuestros dos pelotazos favoritos: la nueva versión de "Paral·lel", con una letra traducida que al mismo tiempo ha sufrido alguna modificación, y que ahora podemos llegar a entender, manteniendo la energía y esencia que hizo que enloqueciéramos la primera vez que vimos a Univers; y "Camps en Flames" (elegida para nuestro último mixtape), la canción más movidita de las nueve, con un trote perfectamente llevado por Aitor, que les aleja de sus amados The Jesus and Mary Chain y los acerca a Girls Names o a The Fresh & Onlys. Un último sprint de guitarras mágicas, con un momento de genialidad en el que se encienden todas las luces -"Un altre cop perdut, un altre cop venut"-, y un final en el que Yago coge la estela de Eduard y hace que uno acabe irremediablemente con la piel de gallina.

Tras el apogeo, el más-bien-shoegaze de "Muntanya Magnètica" se presenta como un caramelo demasiado dulce, que te comes sin rechistar pero no era el que más te apetecía, para acto seguido terminar en la "Lluita Infinita De Cossos", la canción más larga del álbum, donde el cuarteto tira de épica pop y de puro romanticismo.
La era de Univers ha llegado.




Más sobre Univers:
Facebook.
Bandcamp.


¿Dónde comprarlo?
Resérvalo ya aquí!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada